Fibras Musculares

Sobre las fibras musculares

Reportajes

La unidad motora de nuestro cuerpo la conforma una red de fibras nerviosas y musculares que en sus acciones tiene como resultado final lo que llamamos “Contracción Muscular”, aquí es donde se encuentran las motoneuronas (parte final del sistema nervioso) y los músculos.

No todas estas motoneuronas son iguales, algunas son pequeñas y otras grandes; las más pequeñas controlan movimientos como los del ojo, dedos, etc. mientras que para movimientos complejos como Press de Banca o Sentadillas son necesarias las motoneuronas más grandes involucradas que actúen sobre fibras musculares de mayor tamaño. Por tanto, existen diferentes fibras en el cuerpo que son controladas por pequeños y grandes manojos de nervios, cosa que resulta importante saber y comprender, si es que nuestra meta es la de aumentar nuestra calidad muscular. Es conveniente conocer las fibras musculares que debemos entrenar, cuales son sus características y como entrenarlas.

Fibras de  Contracción Lenta

Las fibras de contracción lenta se ajustan más para deportes que requieren de resistencia como carreras a larga distancia, ciclismo, etc. Estas fibras son resistentes a la fatiga y prefieren usar las grasas como fuente de energía cuando están trabajando,  por medio de las mitocondrias. Esta parte de las células musculares llamadas mitocondrias son donde finalmente se utilizan las grasas como combustible para nuestro organismo, expandiéndose de acuerdo con la demanda energética que viene del entrenamiento, permitiéndole a la célula hacer un mejor uso de la grasa como energía. Las fibras de contracción lenta, como explicamos anteriormente, básicamente trabajan en ejercicios aeróbicos, y este tipo de ejercicios no genera ningún aumento en el volumen muscular.

Características de las fibras de contracción lenta

  1. Están compuesta por las motoneuronas más pequeñas.
  2. Se genera menos fuerza debido al pequeño tamaño de las motoneuronas.
  3. Mitocondrias de mayor tamaño.
  4. Buen fluido sanguíneo.
  5. Mayor disposición al uso de grasas como fuente de energía durante el ejercicio aeróbico.
  6. Debido a su menor tamaño (punto 1 y 2), no crecerán en respuesta al entrenamiento aeróbico.

Fibras de Contracción Rápida

Las fibras de contracción rápida pueden ser clasificadas como de tipo 2a o tipo 2b. Estas son fibras que se encuentran directamente involucradas en el entrenamiento con pesos. Las fibras de tipo 2a son utilizadas cuando hacemos un ejercicio con muchas repeticiones (más de 12) y también son las primeras que entran en juego cuando hacemos un ejercicio con menos de 12 repeticiones. Ellas como fuente de energía pueden usar tanto las grasas, como el glucógeno (los carbohidratos almacenados en el músculo). En respuesta al entrenamiento ellas pueden crecer hasta un 25% más que su tamaño original.

Características de las fibras de contracción rápida – Tipo 2a

  1. Están compuestas por motoneuronas mucho mas grandes en comparación con las fibras de contracción lenta.
  2. Cuando se contraen, generan una fuerza moderada en comparación con las de contracción lenta.
  3. Buen fluido sanguíneo.
  4. Utilizan el glucógeno y las grasas como fuente de energía durante el ejercicio.
  5. Son fibras de tamaño moderado.
  6. Pueden aumentar su tamaño hasta un 25% más.

Estas fibras pueden actuar y adaptarse a ambos tipos de entrenamiento, el aeróbico (cardio) y al anaeróbico (pesas).

Fibras tipo 2b – Las de crecimiento

Las fibras de contracción rapida de tipo 2b son las de mayor interes para los culturistas y “fisicones”. Ellas actuan y responden entre las primeras 4 a 12 repeticiones de un ejercicio, y con entrenamiento pueden llegar a aumentar en tamaño hasta un 100%. El mayor rango de repeticiones para el crecimiento muscular es generalmente a partir de 4 repeticiones llegando a 12 como máximo. Ahora bien, lo interesante de esto, y lo que realmente debemos entender es que, al realizar un ejercicio de 6 a 12 repeticiones, como se explicó anteriormente, las fibras tipo 2a son las primeras en acudir a la acción, y serán las únicas si hacemos el ejercicio soltando el peso antes de llegar al “Fallo Muscular”. Si la serie anterior la hacemos hasta que ya no podamos lograr las ultimas repeticiones sin ayuda (es decir más allá del fallo), en este punto realmente estaremos poniendo en acción las fibras tipo 2b, que realmente son las de mayor importancia para el crecimiento muscular. La estimulación de estas fibras son la manera más rápida y efectiva de lograr el crecimiento muscular, debido al potencial que tienen particularmente para hacerlo. Las últimas 2 a 3 repeticiones en las que ya el músculo ha llegado a tope, son aquellas que directamente estimulan estas fibras por lo que son las repeticiones que realmente cuentan para el crecimiento. Por lo tanto, en cada rutina si queremos progresar, debemos tratar de entrenar siempre mas allá del fallo muscular, buscando siempre extralimitar nuestro esfuerzo con cada serie que hagamos. Recordemos que el cuerpo humano tiene la gran capacidad de adaptarse a lo que nos rodea, y un ejemplo de esto es lo que se logra con el estímulo de estas fibras musculares. Ojo… Entrenar de esta manera no implica ejecutar mal los ejercicios para lograr alcanzar esas últimas repeticiones, la posición correcta para realizar el ejercicio debe mantenerse siempre, ya que de lo contrario correríamos el riesgo de una lesión; recordemos que “En el gym las personas realmente fuertes son aquellas que mueven un gran peso teniendo un control total sobre el mismo”.

Comentarios