Regla 9/2/1

Regla 9/2/1 para tu Entrenamiento Anual

Reportajes

La Regla 9/2/1 es un sistema de planificación anual que realizan los culturistas para establecer sus esfuerzos durante un año. Básicamente se trata de dividir tu forma de entrenar en 3 períodos anuales, uno de 9 meses, otro de 2 meses y finalmente uno de 1 mes para completar todo el año.

Nuestra vida queramos o no esta sujeta a otras facetas que puedan hacer que sea casi imposible mantener un constante entrenamiento a todo dar. Mantener una rutina de entrenamiento al 100% durante todo un año es un enfoque que aunque muchos crean idóneo para mejorar el físico, podría resultar contraproducente para tus progresos, ya que puedes llegar a sentirte tan agobiado que no te den más ganas de ir al gym por un buen tiempo.

Me parece que un método que te permita enfocarte a tener distintos niveles de intensidad de entrenamiento durante el año es ideal para garantizar tus progresos y mantenerte entusiasmado, y aqui es donde considero que la regla 9/2/1 es ideal para lograrlo. A continuación te doy una breve descripción de cada una de las fases que componen este método de manera que puedas tener un mejor enfoque anual sobre tus esfuerzos, evitando llegar a sentirte agobiado de tu entrenamiento y abandonar el gym por un tiempo indefinido.

9 Meses – Entrenamiento Base

Este es el mayor tiempo que vas a pasar entrenando, durante 9 meses tu esfuerzo va a estar enfocado en avanzar un poco cada día mas, haciendo unos cuantos entrenamientos fuertes al mes y comiendo bien del 80 al 90% de las veces. En esta etapa debes concentrarte en el esfuerzo continuo siempre tratando de mejorar el entrenamiento sin retroceder. Concentrate en mejorar tus niveles de energía, aumentar la masa muscular, disminuir la grasa, etc. Sin pasos agigantados pero lo suficiente como para marcar el progreso.

2 Meses – Entrenamiento Intenso

Durante este tiempo tu cuerpo debe ser la prioridad ante todo, este es el tiempo que muchos atletas pueden llamar como “Preparación”. Aquí es cuando haces tu mayor esfuerzo en el entrenamiento y la dieta, siendo de suma importancia programar tu vida previamente para esto. Entrenar duro todos los días y respetar la dieta al 100% debe ser tu prioridad. En esta etapa hay que olvidarse de fiestas, salidas, paseos o cualquier otra distracción que te aleje de tus metas principales o que te impidan sacarle el mayor provecho a este tiempo. No puedes permitirte faltar al gym o a la dieta y los progresos deben ser aún mas notorios. Algunos puedan que no aguanten los 2 meses pero la idea es hacer tu mejor esfuerzo.

1 Mes – Vacaciones

Después de tanto esfuerzo son bien merecidas unas vacaciones, tómate un mes de descanso que es mas que suficiente para recuperar tu cuerpo y tu mente de todo el esfuerzo, sin preocuparte porque es muy poco como para que pierdas los progresos alcanzados durante el año. Olvídate del gym, cuida tu alimentación y disfruta de la vida que ya habra tiempo para entrenar duro nuevamente. Planifica tu nuevo plan de entrenamiento y llénate de entusiasmo para cuando llegue el día de volver al gym que tu mente y tu cuerpo te lo agradecerán. Después de este período de vacaciones puedes comenzar nuevamente con los 9 meses de entrenamiento base, aunque hay quienes prefieren fraccionar este período y tomarse 2 o 4 semanas distribuidas durante el año, pero lo importante es que no pase del mes.

Si eres un gran aficionado al gym, espero te sirva esta idea para planificar tu vida de manera que puedas lograr tus metas. De igual si tienes alguna forma particular de planificar tu año de entrenamiento, no dudes en compartir tus ideas con los demás.


Fuente: Muscle & Fitness

 

Comentarios